La singular mirada de Benjamín de la Calle es un legado importante para la memoria de Antioquia y Colombia. Por medio de su archivo, se pueden ver las diversos cambios que se produjeron a finales del siglo XIX e inicios de los XX en diferentes aspectos de la vida de los habitantes de Medellín, desde económicos y políticos, hasta sociales y culturales. De la Calle abrió el diafragma de su cámara para captar emociones y transformaciones, y proyectó luz a aquellos para quienes por mucho tiempo no merecieron el privilegio de un retrato. Hoy en día, es un referente para numerosas investigaciones sobre la vida antioqueña de su época. Benjamín de la Calle nació en Yarumal – Antioquia en 1869. Inició el oficio en su pueblo, se formó con el pintor y fotógrafo Emiliano Mejía y finalmente, se trasladó al barrio Guayaquil de Medellín, lugar estratégico que proporcionó los elementos representativos de su obra. La creciente actividad cultural incentivó el surgimiento de espacios donde los artistas pudieron exhibir sus trabajos. De la Calle tuvo la oportunidad de participar en concursos de fotografía, uno de ellos, en Norte América, y también, de hacer parte de una publicación especial sobre Medellín y el Centenario de la independencia, acompañado por sus contemporáneos Melitón Rodríguez, Rafael Mesa y Gonzalo Escovar. Cuando instaló su propio estudio, en éste se anunciaba que todos los negativos eran conservados; esta meticulosidad y cuidado con su trabajo, permitió crear varios y grandes archivos custodiados hoy, por distintas instituciones, como la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, gracias a cuyo aporte en la conservación de este acervo, ha sido posible esta exposición, organizada por el Centro Cultural de la Decanatura de Estudiantes.
Curaduría: Jessica Rosas Esquivel 
Diseño Gráfico:  Juan Carlos Ramirez V. 
Fotografías:  Biblioteca Pública Piloto de Medellín
Back to Top